Enlaces accesibilidad

Sánchez acusa a la derecha de no defender las conquistas sociales y el PP le sitúa ya "en tiempo de descuento"

  • Los socios de investidura le emplazan a poner en marcha "medidas valientes", como topar el precio de los alimentos
  • Es el primer pleno de un año marcado por las elecciones autonómicas y municipales en mayo y las generales en diciembre

Por
Sánchez defiende las medidas económicas y el PP carga contra la ley del 'solo sí es sí' en el primer pleno del año

El año electoral ha arrancado este martes también en el Congreso de los Diputados con la comparecencia del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para dar cuenta de las medidas puestas en marcha contra la crisis derivada de la guerra en Ucrania, y cuyo último paquete ha sido convalidado en un debate previo en la Cámara Baja. En un intenso pleno, menos bronco que en otras ocasiones, Sánchez ha acusado a la derecha de no defender las conquistas sociales por "por miedo o cálculo electoral", a lo que el PP le ha recriminado su proyecto de "parálisis" y le ha situado ya "en tiempo de descuento".

Se trata del primer pleno parlamentario de un año marcado por las elecciones autonómicas y municipales en el mes de mayo y las generales previstas para diciembre. Consciente de ello, el jefe del Ejecutivo ha aprovechado la intervención para defender la "respuesta social" que a su juicio ha desplegado durante estos más de tres años de legislatura en beneficio de "la mayoría social", frente a las "recetas neoliberales" de la derecha que tienen como único objetivo -ha dicho- beneficiar a una "minoría privilegiada".

Asimismo, ha hecho alusión al polémico protocolo antiaborto en Castilla y León, y ha asegurado que "no le temblará la mano" para defender las conquistas sociales en España: "Los derechos conquistados no se cuestionan, se defienden, se acatan y se ejercen. Si a otros, por miedo o por cálculos poselectorales, les tiemblan las piernas para defenderlos, les digo que al Gobierno jamás le va a temblar la mano. No vamos a ceder ni un milímetro", ha defendido.

La oposición, por su parte, ha cargado contra la gestión "errática" del Gobierno, haciendo alusión a normas como la ley del 'solo sí es sí' o la reforma del delito de sedición, y ha reprochado a Sánchez sus "aires de triunfalismo económico" mientras “millones de españoles están pasando grandes dificultades”. También se han sucedido las críticas cruzadas por parte de Vox al PP a cuenta del protocolo antiaborto de Castilla y León y la propuesta del líder popular, Alberto Núñez Feijóo, de que gobierne la lista más votada.

Ante este contexto, la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ha interrumpido el pleno en varias ocasiones para pedir a los diputados que se ciñesen a la cuestión de debate. Entre otros temas, se ha colado la distinción otorgada por la Complutense a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, entre protestas de estudiantes. "El odio debe estar fuera de todos los espacios y fundamentalmente de la universidad, y lo que espero es que haya una unánime solidaridad con ella", ha dicho la secretaria general del PP, Cuca Gamarra, unas palabras que han apoyado los líderes de Vox o Ciudadanos. ERC, en cambio, ha respaldado las palabras de la alumna que ha criticado el nombramiento.

PP y Vox critican las políticas "erráticas" del Gobierno

La secretaria general del PP ha cargado con dureza contra la gestión "caótica" del Ejecutivo, que a su juicio está sumiendo el país "en la parálisis", y ha reivindicado el "proyecto de cambio" de su partido, "un proyecto de modernización, de convivencia y de estabilidad”, ha dicho. La número dos del PP ha aludido a la necesidad de "dejar atrás la polarización" y "promover como lugar de encuentro la política” gestionando “bien y para todos”. “Este es el proyecto de Feijóo”, ha trasladado Gamarra, para a continuación proclamar que “del sanchismo se sale y el año para hacerlo es 2023”.

Gamarra ha aprovechado su intervención para cargar contra Sánchez por otros asuntos, por ejemplo, los “nefastos efectos” de la denominada ley del 'solo sí es sí’. “El feminismo de Sánchez es mentira”, ha sentenciado, para después subrayar que la sociedad demanda “actuar y rectificar” esta ley, pues ya conlleva la rebaja de pena de 261 condenados. "Se da toda la prisa en hacer el Código Penal a la medida de sus socios independentistas, pero no para revisar la ley del 'sólo sí es sí' (...) Usa ley para apuntalarse en el poder", ha añadido.

También contra la gestión del Gobierno ha cargado el líder de Vox, Santiago Abascal, quien ha dicho que genera "ruina" e "indignación". "No es verdad nada de lo que usted dice, porque la primera piedra de la edificación de este Gobierno ha sido la mentira a los propios electores socialistas. Nadie puede fiarse de usted (...) No hay nada más que ver a sus socios de investidura para entender la desconfianza que genera usted cada vez que sale fuera de nuestras fronteras", ha recalcado.

Pero no solo para el Gobierno han ido dirigidas las críticas. Abascal ha cargado contra el líder de los populares por "desautorizar" al Ejecutivo de Castilla y León respecto a las medidas para mujeres embarazadas y, también, por su oferta al PSOE para "repartirse el poder" y volver al bipartidismo con la propuesta para que gobierne la lista más votada. En su opinión, "nunca ha habido más motivos para censurar al Gobierno" y ha pedido al PP que "no tenga miedo": "Los españoles necesitan una alternativa", ha insistido.

"Por desgracia, España tiene peor calidad democrática desde que usted es presidente", ha dicho la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, quien ha acusado al presidente del Gobierno de haber hecho un Código Penal a medida "para cuatro delincuentes", de controlar la Fiscalía hasta un punto que nadie se había atrevido y de "presionar a los jueces". "Usted no es progresista, lo que está es utilizando medidas para aguantar un día más", ha puntualizado.

En el turno de réplica, Sánchez ha reprochado a Gamarra que no acudiera a la manifestación del pasado sábado contra el Gobierno, sobre todo si creen que España "va camino de una dictadura", ha dicho. En cambio, ha criticado la presencia de Ciudadanos en la protesta. Además, ha defendido la reforma del delito de sedición con el fin de "homologar nuestra legislación a la europea" y ha reivindicado el compromiso del Ejecutivo con "el feminismo". "Usted puede seguir con sus autogolpes imaginarios, pero no vuelva o intente atacar el derecho de interrumpir voluntariamente a las mujeres o cualquier otro derecho de las mujeres porque no lo vamos a tolerar ni lo vamos a consentir", ha espetado a Abascal.

Los socios de investidura presionan para tomar medidas "valientes"

En el otro extremo, los socios de investidura han emplazado al Ejecutivo a poner en marcha un tope en el precio de los alimentos o gravar los beneficios de los supermercados. Así, el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, le ha recriminado que se presentara en el Foro Económico de Davos como si fuera "el Che Guevara con corbata", pero después no se atreva a adoptar medidas "valientes" en España; y le ha avisado de que una "excesiva prudencia en lo social" le puede costar la Moncloa. Además, ha instado al Gobierno a que permita celebrar un referéndum en Cataluña, si es que dicen que los independentistas están divididos.

En la misma línea, la portavoz de EH Bildu ha pedido al presidente del Gobierno que se avance en la ley de vivienda o en una reforma del sistema de pensiones para que sus "grandes palabras" no se queden en "tímidos hechos". Mientras que el portavoz del PNV, Aitor Esteban, ha avisado al presidente del Gobierno de que "este año le toca cuidar a sus socios parlamentarios" porque "no todo está hecho" y le ha exigido cumplir con acuerdos pactados para desarrollar la agenda vasca que contempla negociar un nuevo estatus de autogobierno.

"Señor Sánchez, tiene deberes pendientes con el conjunto de los ciudadanos como regular los alquileres, subir el salario mínimo (...)  y derogar la 'ley Mordaza' [la Ley de Seguridad Ciudadana] de una puñetera vez. Hay que utilizar el BOE y no los adjetivos calificativos. Más BOE y menos adjetivos", ha reivindicado el representante de Compromís, Joan Baldoví.

Las críticas para Sánchez han llegado incluso de su socio de Gobierno: "Pensamos que hace falta más ambición en dos capítulos de gasto: las hipotecas de tipo variable y la cesta básica de la compra. El gobierno ha actuado, pero pensamos que hay que ir más allá", ha dicho el portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, quien se ha mostrado también muy crítico con el envío de armas a Ucrania.

Tras esto, Sánchez ha asegurado que el Ejecutivo "trabaja" para llegar a un acuerdo en la ley de Vivienda, si bien ha dicho que le parece "injusto" que "no se reconozcan los esfuerzos" que ha hecho el Gobierno en esta materia. "Es de justicia reconocer aún con todas las dificultades el enorme esfuerzo que estamos poniendo desde el Gobierno progresista", ha proclamado, si bien ha considerado que "es cierto" que "deben seguir caminando en la justicia fiscal". Además, ha subrayado que tiene "voluntad" de "modificar" la 'ley mordaza', pero "dando garantías a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado".

Noticias

anterior siguiente